Ubud, centro de la cultura de Bali en Indonesia

Llegamos a Bali el 20 de julio. El aeropuerto de Denpasar es bastante pequeño y muy cerca está la zona de revisión de pasaportes. Si tienes que sacarte el visado de entrada, hay numerosas ventanillas a donde tienes que dirigirte y allí pagar las tasas correspondientes. Puedes pagar las tasas en Euros y te devolverán las vueltas en rupias indonesias. Como nosotros ya teníamos el visado pasamos directamente al control de pasaportes y de allí, muy cerca, a la cinta de recogida de equipajes. Mientras esperábamos las maletas sacamos 500.000 rupias (unos 37 €) en un cajero.

Nada más salir al exterior del aeropuerto preguntamos en la oficina de taxis-prepago cuanto valía un taxi hasta Ubud, el hombre nos miró, se lo pensó (pero literalmente) y luego nos dijo que valía 250.000 rupias (20€). Entonces salimos y anduvimos unos 100 metros, y otro ¿taxista? nos ofreció el viaje a 200.000, que regateando se los sacamos por 150.000 (12 €). Después de pasar unos días en Bali te das cuenta que todo el mundo se mueve en coches de supuestos taxistas, que realmente son gente local que tiene un coche, o se lo prestan, e intenta coger clientes para sacarse un dinero.

Cuando llegamos a Ubud era de noche, las 21:30 horas, y estaba lloviendo. Agradecimos tener  reservado el alojamiento a través de Booking.com, el Nekar Suci Inn, ya que buscar una habitación a esas horas no nos apetecía nada, además de que no hubiéramos encontrado nada razonable de precio.

Por lo que pudimos deducir éramos los únicos huéspedes en este hostal, y nos extrañó porque no estaba tan mal. Al día siguiente encontramos uno mejor y bastante más económico y nos cambiamos. Estuvimos tres noches en el Arjuna Hostel por 80.000 rupias la noche. La dueña nos pidió que no le dijéramos a los otros clientes lo que estábamos pagando porque lo normal era más de 100.000 rupias, cosas del regateo.

En Ubud estuvimos 3 noches, después alquilamos un coche durante 4 días visitando zonas del norte y del interior de la isla, y luego volvimos nos quedamos en Ubud otras 5 noches.

Ubud (5)

En una calle de Ubud

Nuestra primera impresión de Ubud es que está lleno de restaurantes y tiendas para guiris. Sus calles están atestadas de motos y coches, las aceras están rotas y hay que tener precaución de no meter el pie en algún hueco y fastidiarte un tobillo al pasear por sus calles. Pero si te alejas de la zona centro puedes encontrar pequeños templos escondidos donde es fácil poder ver ciertas ceremonias, las cuales te ofrecen un ambiente diferente de Ubud.

El primer día callejeamos un poco, visitamos el mercado de Pasar Seni y básicamente descansamos. Comimos en un restaurante de la calle principal 2 Nasi Goreng (arroz frito con pollo y verduras) en un lugar elegante y con un wifi aceptable por 110.000 rupias (8,8 €). Al precio de la carta hay que añadirle un 10% de tasas y un 5% por el servicio. Al día siguiente comimos lo mismo en otro restaurante, cerca de nuestro hostel, por 40.000 (3,2€) rupias, no nos cobraron las tasas y la comida estaba bien buena. De hecho este restaurante económico debe de estar recomendado en alguna guía francesa porque estaba llena de franceses, y al día siguiente vimos incluso colas para comer allí.

En el mercado de Ubud. Aqui se vende fruta y verduras. Fuera está el mercado artesanal, o mercado de souvenirs

En las calles de Ubud te están ofreciendo constantemente taxi, no paras de oir “¡¡taxi, taxi, transport, transport!!”, ya que es normal hacer una ruta por la isla, de unas 8 horas de duración, en coche con conductor por unas 450.000 rupias (36 €). Uno de estos lugareños que ofrecían taxi nos habló en español, y nos contó que hablaba español porque el año anterior estuvo trabajando un año en la empresa española de barcos (Balearia). Hacía el trayecto Barcelona-Mallorca y trabajaba de cocinero, ¿no hay cocineros en España? Nos decía que trabajaba mucho y que ganaba bien. La empresa le paga el billete de avión, el alojamiento en el barco, trabajo por un año y 500 € al mes. Se encargaba del buffet y decía que los españoles comemos mucho. Es curioso que los cocineros que salen de nuestras escuelas de cocina busquen trabajo en restaurantes alemanes, mientras que las empresas de nuestro país contraten a cocineros extranjeros, sin duda, porque les sale más barato.

Ubud (33)

Ceremonias que pueden verse en los templos de Ubud

Una de las noches decidimos ir a ver un espectáculo de los varios que se ofrecen aquí diariamente. Esta noche coincidía con luna llena, y según nos dijeron ofrecían un espectáculo especial de Kecak (pronunciado kecha), aunque yo creo que hacen el mismo espectáculo independientemente de la luna que haya. El espectáculo empieza a las 19:30 horas, nos costó 80.000 rupias (6,5 €) y era “Kecak Ramayana and Fire Dance”. Pensábamos que iría mucha gente y fuimos pronto, pero no estábamos tantos. El espectáculo no estuvo mal, pero nos pareció bastante caro para lo que vimos (teniendo en cuenta los precios de la isla en general).  Los actores eran gente del pueblo que habían elegido al azar y realizaban unos cantos que todo el pueblo sabía, porque quizá los habían aprendido en la escuela. Hay veces que notas que abusan del turista, que sin duda pagas mucho por lo que te ofrecen y creo que estos espectáculos es algo así. Creo que 30.000 rupias (2,4 €) por persona hubiera bastado.

Una tarde fuimos a visitar el Monkey Forest. La entrada es de 20.000 rupias (1,6 €). Resultó un lugar agradable, tranquilo y con sombra, un bosquecillo pequeño muy apropiado para alejarse del ruido de las motos que invaden las calles. En un principio dudamos si entrar o no, pero nos gustó y lo pasamos muy bien con los monos. Se trata de un pequeño bosque con algunos templos y muchas estaturas de monos. Y por supuesto numerosos monos (macacos de cola larga) que saben que los turistas tienen comida y en muchos momentos intentarán conseguirla. No es una visita imprescindible, pero si estás de relax en Ubud puedes visitar el parque y pasar una mañana o una tarde agradable.

forest

En Monkey Forest

Recomendamos un paseo andando que hicimos por Campuhan desde Ubud. Saliendo del centro de la población dirección el Museo Blanco, y antes de llegar a este museo hay que coger un camino a la derecha (preguntar a la gente por el “walking way Campuhan”). Es un camino muy agradable que te aparta del ruido del tráfico de Ubud, el aire está mucho más limpio, y el paisaje es precioso con arrozales y un verde increíble. Lo normal que hace la gente es andar alrededor de una hora y llega a un bar muy agradable, con una especie de casitas sobre el agua, se toma allí algo y luego vuelve por donde ha venido. Nosotros seguimos más adelante porque nos dijeron que haciendo un recorrido en círculo se llegaba también a Ubud. Así que al poco hay que girar a la izquierda y se coge la carretera que lleva a Ubud, pero es carretera con coches,  motos y necesitas andar alrededor de 6 kilómetros, así pues recomendamos volver por el mismo camino y seguir disfrutando de un recorrido apacible y agradable.

Puedes buscar alojamiento en Ubud con booking.com

Destino anterior… Kuala Lumpur Con coche por Bali… siguiente destino

Galería de imágenes de Ubud