Rishikesh, el centro mundial del Yoga

Rishikesh

Rishikesh

Lakshman Jhula

Llegamos a la estación de autobuses de Haridwar sobre las 11 de la mañana. Salimos ayer de Pushkar a las cinco la tarde y hemos llegado en un sleeper bus por 500 rupias por persona (6,4 €). En el autobús conocimos a dos chicas, una de ellas de Madrid que estaba dando la vuelta al mundo y la otra sueca, y compartimos un rickshaw para llegar hasta Rishikesh desde Haridwar. El rickshaw costó 300 rupias entre los cuatro (3,75 €), tardamos alrededor de una hora en llegar y tal y como le dijimos nos dejó cerca del puente Lakshman Jhula. Todavía tuvimos que andar un poquito hasta llegar al puente y poder cruzarlo, pasas por unas callejuelas empinadas llenas de tiendas de souvenirs y ya en el otro lado del río buscamos alojamiento. Primeramente fuimos a buscar habitación en el Bombay Guesthouse, ya que nos lo habían recomendado, pero estaba lleno, así que decidimos quedarnos en el Aadi Badri Guesthouse por 500 rupias (6,25 €). Hay alojamientos más baratos pero como era el ultimo lugar del viaje antes de coger el vuelo a España desde Deli decidimos permitirnos ciertas comodidades, jeje. En Rishikesh hay numerosos Asrams donde puedes alojarte barato, incluso por apenas 200 rupias, pero has de seguir ciertas normas que hay que cumplir estrictamente. Será en otra ocasión.

Rishikesh

Cascada cercana a Rishikesh

Visitamos una de las cascadas que puedes llegar fácilmente andando desde la zona de los alojamientos. Desde el puente Lakshaman Jhula se sigue la carretera y a unos 20 minutos andando llegas hasta otro puente por donde pueden cruzar los coches. Sin cruzar el puente y justo antes de un pequeño templo se coge un pequeño caminito de tierra, y en unos 15 minutos llegas hasta la pequeña cascada. Aunque no encuentras una poza de agua donde poder bañarte, la cascada trae bastante agua y es un lugar agradable para pasar un rato.

Rishikesh

Dos de las tardes vimos la pooja que se hace al Ganges, lo que se conoce como aarti. En uno de los ghats del primer puente se reúne la gente que realiza canticos dirigidos por una persona con un micrófono. Todos se sientan muy juntos, cantan, tocan las palmas y muchos se mueven simultáneamente al ritmo de la música. Como en todas las ofrendas de la India hay un fuego que se encuentra en un lugar destacado, y además de la gente local hay muchos occidentales que participan en la ceremonia. El día que estuvimos coincidió con el inicio del Naravatri, un festival hindú que durante nueve noches se adora a las diferentes formas de Shakti, la energía femenina del mundo. Se aprovecha para adorar a la Madre Divina, y el río Ganges es considerado la madre del hinduismo. Una chica cogió el micrófono y explicó que ese fuego significaba la fuerza, la energía, dios, da igual como se llame y de que religión. El Shakti, la energía que tiene el Ganges y que está en todos nosotros, debemos usarla para todo lo que hagamos, y tal y como el Ganges fluye rápido debemos hacer las cosas antes de que pase la oportunidad. Debemos dejar de compararnos unos con otros, comparar nuestra ropa, nuestra forma de ser, nuestra cuenta corriente del banco, …, ya que todo eso nos lleva al sufrimiento, y para ello la meditación nos ayuda y nos permite sentir paz con nosotros y evitar ese tipo de sufrimientos absurdos. En fin, habló de más cosas, luego encendieron numerosas lámparas con el fuego principal y esas lámparas pasaban de mano en mano.

Rishikesh

Un día hicimos la excursión de rafting por el Ganges por 450 rupias por persona (5,6 €). Se trata del recorrido de 16 kilómetros. Nos llevaron en jeep hasta Shivpuri (esta zona es famosa porque desde aquí se realizan numerosas actividades relacionadas con deportes acuáticos en el río). En nuestro grupo había una chica alemana, y el resto eran indios. El día coincidió con fin de semana y es normal que los fines de semana la gente de Delhi decida pasar aquí un par de días, aprovechan para realizar alguna actividad y disfrutan de una temperatura más fresca que en Delhi. Tardamos unos 30 minutos en llegar hasta Shivpuri en jeep, y después de recibir unas pocas explicaciones de cómo comportarnos en la embarcación navegamos río abajo. En algunos de los remansos que encontramos nos tiramos al agua, así pues ya hemos cumplido con el hecho de que hay que bañarse en el río Ganges para que todos nuestros pecados se los lleve el agua, jeje el agua estaba bastante fría lo cual es normal porque es agua del deshielo de las montañas del Himalaya. Hicimos una parada en tierra donde había mucha gente de las otras balsas y donde vendían refrescos y comida. Más que algo necesario, esta parada es una manera de alargar un poco la excursión, ya que la bajada por el agua se hace bastante rápido. En general la bajada estuvo muy bien, los rápidos estuvieron muy bien y disfrutamos. Salimos en jeep de la oficina en Rishikesh hacia las 11:15 horas y llegamos con la barca a las 13:45 horas.

Rishikesh

Después de pasar unos días tranquilos en esta población llegó la hora de dirigirnos a Delhi. El día 8 volamos a España y acaba este viaje de 9 meses por Asia. Cogemos un tickets de autobús con aire acondicionado en una agencia de viajes por 550 rupias (6,8 €). El autobús sale a las 07:30 horas y tenemos que ir nosotros por nuestra cuenta hasta la estación de autobuses que hay a unos 5 kilómetros de la zona donde nos encontramos alojados, en Lakshaman Jhula.

Puedes buscar alojamiento en Rishikesh con booking.com

Rishikesh

Destino anterior… Pushkar Delhi… siguiente destino

Galería de imágenes de Rishikesh