Pashupatinath, el Varanasi de Nepal

Pashupatinath

Desde Bodnath cogimos un taxi hasta Pashupatinath por 100 rupias (0,75 €).

Sabíamos que en este templo se hacían las cremaciones a orillas del río Bagmati, por lo que nos dirigimos hacia el río desde el lugar donde nos dejó el taxi. Allí encontramos unas escaleras que subían hacia un templo, pero por lo que pudimos comprobar no se trataba del templo de las cremaciones sino de otro templo hindú, donde estaban realizando una celebración con gente cantando y bailando, muy divertido.

Pashupatinath

En el complejo de Pashupatinath

Así que salimos de ese templo y preguntamos a un hombre por el Ghat de las cremaciones, y nos señaló una colina llena de monos diciéndonos que subiéramos por ahí. No había ningún camino pero le hicimos caso porque por lo menos desde lo alto veríamos mejor la zona. Enseguida vimos todo el complejo al otro lado y nos dirigimos hacía allí. Nos encontramos a unos sadhus (verdaderos) que estaban con su fueguito y a su rollo, y más adelante cerca de unos pequeños templos nos encontramos a otros sadhus (que vivían del cuento) que te pedían dinero por hacerte una foto con ellos. Los no-hindúes no pueden entrar al templo principal de Pashupatinath donde se encuentra la imagen de cuatro cabezas Pashupati, pero el complejo tiene otros templos muy antiguos como el de Bachhareshwari, el cual está decorado con figuras tántricas, esqueletos, escenas eróticas y se cree que aquí se hacían antiguamente sacrificios humanos.

Sin duda, lo que nos causó más impresión en Pashupatinath fue el ghat de las cremaciones. A orillas del río Bagmati, sobre unas plataformas de piedra, estaban quemando varios cuerpos y esa parte del río estaba totalmente invadida por el humo de esas cremaciones. Muy cerca de ahí, río arriba, estaban preparando otro cuerpo de un joven que iban a quemar en breve. El agua del río sagrado Bagmati es fundamental en estas ceremonias. Después llevan el cuerpo hacia las plataformas de piedra donde está preparada la pira funeraria, con troncos de madera, donde quemarán el cuerpo.

Pashupatinath

Todo el tema de las cremaciones puedes verlo muy de cerca. Enfrente del lugar donde los familiares preparan el cuerpo del difunto hay unas plataformas donde la gente se sienta y observa todo. El ambiente es bastante solemne y respetuoso, pero es inevitable sentir algo de rechazo ante los extranjeros que estábamos allí, muchos de ellos con enormes cámaras de fotos y enormes objetivos. No lo sabemos, pero suponemos que los familiares del muerto no se sentirán muy a gusto con tanto público observando y escuchando los lamentos de la madre que había perdido a su hijo.

Pashupatinath es el equivalente a Vanarasi en la India, y es el templo hindú más importante de Nepal. Salimos del complejo por donde teóricamente debíamos haber entrado y allí vimos un cartel donde indicaba que la entrada costaba 1000 rupias por persona (7,70 €). Nosotros nos libramos de pagar la entrada, pero consideramos que es uno de los templos de Nepal más interesantes y bien merece dedicar un día para conocerlo bien.

Cuando salimos de Pashupatinath nos dirigimos a Patan y para ello cogimos un taxi por 300 rupias (2,30 €).

Más información en www.viajepornepal.com

Destino anterior… Bodnath Patan… siguiente destino

Galería de imágenes de Pashupatinath