Kampot, pueblo pequeño y tranquilo de Camboya

Kampot

Edificios de estilo colonial

Llegamos a Kampot desde Phnom Penh en un autobús que tardó alrededor de 5 horas (5 dólares por persona, 3,75 €).

Nada más llegar a Kampot cayó un chaparrón tremendo, pero paró enseguida, así que fuimos andando hasta una zona de guesthouses y nos alojamos en el Kampot Guesthouse por 6 dólares (4,5 €) la noche aunque esta mejor el NY NY Guest house que está en la misma calle, pero no había disponibilidad de habitaciones económicas. La habitación era amplia, con baño, wifi (aunque algo lento) y con un jardín con mesas. Piden que pagues el último día y les dejes el pasaporte, pero insistimos que le pagaríamos al día y no queríamos dejarles el pasaporte, así que consultaron con alguien por teléfono y no hubo problema.

El centro de Kampot es fácil recorrerlo a pie. Se trata de una antigua capital provincial con cierto carácter colonial donde se respira un ambiente tranquilo. En la carretera del río hay muchos alojamientos y restaurantes, y es el lugar más animado al atardecer. Es un buen lugar para tomarse una cervecita y cenar algo. Hay algunos negocios que pertenecen a occidentales, y suponemos que son varios los que tienen aquí su residencia habitual.

Visitamos el mercado nocturno con sus puestos de insectos fritos. Está muy cerca del monumento al Durian. Tenían montada una feria como si la ciudad estuviera en fiestas, con tiovivos para los niños, tómbolas, etc. No sabemos si esta feria está montada siempre o sólo estos días por alguna festividad especial, pero los días que estuvimos funcionó todas las noches. En el recinto hay un gran escenario y, aunque no lo vimos, en breve tocarían en directo. Esta feria resultó demasiado ruidosa para nosotros. Hay un mercado diurno de vegetales, frutas, etc a unos 5 minutos andando desde la rotonda del monumento al durian.

Kampot3

Alquilamos unas bicicletas por 1 dólar (0,75 €) y recorrimos parte de la isla que hay enfrente de Kampot. La isla es bastante grande y es muy agradable recorrer sus caminos, en muchas ocasiones llenas de charcos, y ver sus enormes campos de arroz. En la parte sur está la zona de las salinas, pero no llegamos hasta allí, ya que por el camino nos dijo un señor que no era buena época porque todavía faltaba tiempo para que se secaran. Además quedaba un poco lejos y el calor ya estaba pegando fuerte.

sobre un bufalo de agua

Sobre un búfalo de agua

Para ir a Shinaukville en autobús preguntamos en algunas agencias de viajes y nos pedían 7 dólares (5,25 €). Pensábamos pasarnos por la estación de autobuses para ver si había algo más económico, y finalmente cogimos los tickets en nuestro guesthouse por 5 dólares (3,75 €), aunque iríamos en furgoneta. Nos confirmaron que la furgoneta no iría repleta de gente, que se iría bien. El trayecto es de apenas dos horas.

Más información es viajesconmochila.blogspot.com.es

Destino anterior… Phnom Penh Sihanoukville… siguiente destino

Galería de imágenes de Kampot