Borobudur, templo budista más grande del mundo

borobudur-37

En el templo Budista de Borobudur

Como llegamos a Borobudur temprano buscamos alojamiento tranquilamente, y después de chequear varios sitios nos quedamos en Lotus I por 125000 rupias con desayuno, es un lugar bastante básico pero muy cerca del templo. No había muchas opciones porque Borobudur estaba lleno de gente local. Después del Ramadán la gente se coge una semana de vacaciones y se mueve por todo el país. Muchos decidieron visitar Borobudur, el templo budista más grande del mundo.

Se dice que lo más bonito es visitar el templo de Borobudur por la mañana. Abren a las 06:00, pero si pagas un poco más puedes entrar a las 04:30 horas y ver amanecer.

El templo tiene una entrada especial para extranjeros, y el ticket cuesta 195.000 rupias por persona, nos pareció carísimo. Los indonesios pagan 30.000 rupias. Pero una vez de llegar hasta aquí era algo que había que ver. Con este precio te ofrecen té, café y agua (que menos después de ese sablazo). Eran las dos de la tarde cuando entramos en el templo, hacía mucho calor y había mucha gente. Como el templo está localizado en un parque muy bonito y con sombra, los indonesios disfrutaban del lugar con su familia comiendo y bebiendo sobre la hierba.

borobudur-63

En lo alto del templo de Borobudur

Nada más llegar al templo hicimos el recorrido de todos sus niveles siguiendo la dirección de las agujas del reloj. Es la mejor manera de ver los relieves que hay tallados en sus paredes. En el recorrido muchos indonesios nos pedían que nos sacáramos fotos con ellos, y algunos eran realmente graciosos. Cuando llegamos a la zona superior estaba repleta de gente, y aunque queríamos sentarnos tranquilamente y disfrutar del lugar y del paisaje no pudimos con tanto alboroto. Creo que elegimos el peor día del año para visitar Borobudur. Pero por otro lado ver tanta gente indonesia disfrutando de sus vacaciones es también digno de ver.

Cenamos en el hotel con una parejita de españoles que conocimos en el autobús y coincidimos también con cuatro chicas españolas. La verdad es que hasta ahora no habíamos visto tantos españoles juntos.

El chico del hotel nos ofreció asistir a una danza típica javanesa que se realizaba en un pueblo a media hora de Borobudur. Nos aseguró que era auténtica, que no era para guiris y que podríamos entrar como amigos de él. Era un baile donde los bailarines entraban en trance porque un espíritu les entraba por la cabeza y luego volvía a salir. Ninguno de los que estábamos allí se apuntó a esta excursión nocturna.

Desde la estación de autobuses de Borobudur se puede llegar perfectamente andando hasta la zona del templo.

Puedes buscar alojamientos en booking.com

Destino anterior… de Kuta a Borobudur de Jepara a Karimunjawa… siguiente destino

Galería de imágenes de Borobudur